proyecto::: How it’s made (I) Globos fluorescentes

Para este festival 2013 Madstock quiso experimentar, no sólo en la gestión total del evento, sino en la fabricación de dispositivos que pudieran aportar luz propia (nunca mejor dicho en este caso) de una forma menos ortodoxa, y que encajara más en el marco del festival. Siempre en proceso, hemos querido documentar hasta donde conseguimos llegar. Esto es un ¿cómo se hizo? incompleto, y lo compartimos con la esperanza de que pueda aportar algo al resto, al mismo tiempo que vuestras aportaciones son bienvenidas. Merecen mención especial Román, Lucas, Alex, Guille, Ángela y Orestis (big up!) por encargarse de ello:

  • MATERIALES                                                PRECIO
    • Bombilla fluorescente 20W                      5€/unid
    • Globo latex de 90-100 cm Ø               1,70€/u
    • Tubo polietileno 6 mm                         0,30€/m
    • Resina epoxi                                           0,50€
    • Cinta aislante                                          1€/u
    • Cable 0,5 mm2 aluminio                           1€/m
    • Bombona helio                                         25€/unid
  • PRESUPUESTO

Aproximadamente 33€/luminaria, siendo lo más costoso el helio.

PROCEDIMIENTO

  • Con el deseo de tener unas luminarias propias, queríamos que éstas fuesen soportadas por globos. Nos dimos cuenta de que era una idea redundante, e investigamos como hacer de los globos, luces. Además, no hace falta comprobar que el peso que soporta un globo de helio para que se eleve es mínimo. Hicimos la prueba y podemos afirmar que una esfera de globo lleno de helio de 1m de diámetro soporta aproximadamente 100 gramos.
  • De la necesidad hicimos virtud y con la premisa anterior, buscamos el modo de hacerla posible. La bombilla elegida pesa unos 50 gramos. Soldamos el cable al casquillo, sabiendo que este cable no debe superar los 5-6 m de largo de “subida”.
    Una vez el sistema eléctrico a punto, viene el quid del asunto, ¿cómo inflar el globo con la bombilla situada en la boca y que no se desinfle? Para ello, utilizamos el tubito de polietileno y la resina epoxi. Lo situamos en paralelo a la bombilla y rellenamos el borde con la resina de la manera más homogénea posible e intentando formar un diámetro circular. En el exterior se pone cinta aislante para evitar que la goma se abra. Esto es lo que dará estanqueidad al globo y en función de cómo esté hecho permitirá una vida más larga.

Tras 15 min de secado de la resina, el globo, desinchado debe ser completamente estanco. Verificado esto, podemos comenzar a hinchar por la boquilla exterior del tubo con el helio, y una vez acabado, cerramos el tubo con una tapita o con cinta aislante.

  • VIDA ÚTIL

Cada 24 horas será necesario meterle un poquito de helio. Y habrá que tener cuidado con el sol, que desgasta enormemente la goma del globo.

  • EFECTO “GLOBO AEROSTÁTICO”

Este “efecto” nos congratuló mucho con el invento. En primer lugar queremos aclarar que el helio es un gas noble y no explota, y ocurre que, al calentarse se expande, quiere decir que su densidad es menor, y el empuje ascendente es mayor. Nos dimos cuenta que el punto más alto lo alcanzaba el globo no en el momento del hinchado sino una vez calentado gracias a la bombilla.

Hasta aquí, lo que conseguimos. Contentos con el resultado analizamos los problemas y carencias y proponemos algunas mejoras:

  • Respecto al peso:

Usar tecnología LED.

Los LED tienen un peso irrisorio en comparación con una bombilla fluorescente, pero lo que conocemos solo como el emisor de luz, porque poseen una circuitería bastante pesada, y que va incorporada a la luminaria. Para que fuese óptimo en nuestro sistema deberíamos cambiar esto y trasladar el transformador abajo, dejando que lo que se eleve sea solamente los emisores.

Al mismo tiempo esto generaría un problema:

Teniendo que

P= V·I

Si modificamos el circuito, nos quedan 12V en lugar de los 220 habituales durante todo el trayecto que se eleva. Para que la potencia sea la misma, la intensidad es mucho mayor, lo que implica un cable más gordo y más peso.

  • Respecto a la estanqueidad:

Pensamos en crear una pieza de silicona que incorpore tanto la bombilla como el tubo de polietileno y que pueda encajar de manera más natural en la boca del globo.

  • Respecto al precio:

Cambiar helio por hidrógeno, mucho más barato, aunque con el peligro de que explote, como un zeppelín. ¡Habrá que ensayarlo!

Anuncios

Cuéntanos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s